domingo, 22 de abril de 2018

Amor en el infierno

TÍTULO: AMOR EN EL INFIERNO
TÍTULO ORIGINAL: LOVE IS HELL
AUTORES: SCOTT WESTERFELD, MELISSA MARR, JUSTINE LARBALESTIER, GABRIELLE ZEVIN Y LAURIE FARIA STOLARZ


Es verdad: el amor es un infierno.

Pero, indudablemente, merece la pena.

Cinco relatos en los que el amor se presenta incomprensible pero también más poderoso que nunca en su afán por conquistar a todos. 

Diablos, fantasmas, inmortales, selchies, seres que aman y odian huyendo de un absurdo mundo perfecto... 

Tal vez la realidad sea más interesante de lo que pensabas.

Cinco autores que te llevarías contigo al infierno




OPINIÓN PERSONAL

Últimamente, mi interés en los libros de romance está aumentando, así que cuando vi éste en la biblioteca, decidí darle una oportunidad porque me atrajo que fueran amores sobrenaturales. Es una novela que está compuesta por 5 relatos de diferentes autores, pero no todos tienen el mismo grado de interés. Debo decir que si no fuera por los 2 últimos, mi puntuación final sería mucho más baja. A pesar de eso, no es un libro que me vaya a lanzar a recomendar sin parar, entretiene y poco más.

Sin dar spoilers, voy a valorar cada relato de manera individual.

1. "MÁS LIGERO QUE EL AGUA" DE JUSTINE LARBALESTIER (58 páginas)

Jeannie es una joven que siente curiosidad por el mundo, quiere estudiar medicina y ser alguien en la vida, pero eso es imposible porque sus padres no la dejan ni ir a clase. Trabaja con ellos en la panadería familiar y vive secretamente enamorada de Robbie, un joven al que parece despreciar la mayoría de gente.

La vida de Jeannie es muy especial, sus padres parecen alérgicos a la modernidad y viven lo más aislados posibles, al igual que sus hermanos y sus esposas.

Cada año hay una especie de ceremonia en la que las adolescentes pueden unir sus manos con un chico y eso hará que sean sus novias durante un año. Transcurrido ese tiempo, si se siguen gustando, se casarán.

Pues Jeannie se une a Robbie y ahí empieza su calvario, pues su familia no aceptará esto, le acusarán a él de ser un ser mágico y llegarán a límites insospechados...

Inicialmente, me gustó la relación de Jeannie y Robbie, pues a él se le ve como un chico humilde que realmente quiere hacer feliz a Jennie y está dispuesto a respetar todas sus peticiones. El problema es que no me creí el amor de ella, para mí solo le usaba con el objetivo de escapar de su familia. El trasfondo sobrenatural de la historia no está muy desarrollado, yo entiendo que es un relato y todo eso, pero no acabé de entender el conflicto que había, pues por algo que se descubre al final, no tiene lógica.

Lo que más me sorprendió fue la crueldad con la que Robbie fue tratado y lo que le hicieron, pero me dio un poco de grima la forma en la que apareció en el desenlace. A pesar de todo, me resultó un relato pasable. Ya veréis que con los dos siguientes no soy tan amable...

2. "ABSURDO MUNDO PERFECTO" DE SCOTT WESTERFELD (62 páginas)

Absurdo relato soporífero, eso es lo que me pareció. Para mí, roza la ridiculez y llega un momento en el que te da a entender que un adolescente es prácticamente un peligro público por culpa de sus hormonas.

Kieran, el protagonista, vive en un mundo futurista en el que no hay enfermedades, la gente se teletransporta, las relaciones tienen pinta de ser muy frías y no es necesario dormir.

En una de sus clases, el profesor propone que cada alumno elija sufrir algo que resultaba inconveniente en el pasado, por ejemplo, una gripe o el hambre. Kieran no se había preparado nada, así que pensándolo a la prisa, decide optar por dormir, ya que no parece algo muy peligroso.


Una compañera, Maria, escoge que dejen de controlarle las hormonas para analizar lo que era ser adolescente y tener los nervios a flor de piel. Y no me preguntéis cómo, pero surge una especie de romance. Yo no le vi nada en común a estos personajes, pero el experimento que realizan les une de un modo surrealista. Se da a entender que te puedes enamorar por soñar y que eso te hace incluso aguantar que la otra persona tenga impulsos dignos de alguien que sufre una obsesión.

Lo de sufrir problemas a propósito para analizarlos me parecía interesante, ya que le veo potencial a ver cómo supuestamente reaccionarían personas para las que una simple tos resulta algo extraordinario. Pero esto queda en un segundo plano, a Kieran le cuesta cogerle el gusto a dormir, pero no le veo interés a su modo de contar su experiencia. En cuanto a Maria, parece poseída, con eso os digo todo.

En resumen: un relato insulso que no me aportó absolutamente nada.

3. "DURMIENDO CON EL ESPÍRITU" DE LAURIE FARIA STOLARZ (54 páginas)

¿Habéis visto la primera temporada de American Horror Story? Si es así, sabréis quiénes son Violet y Tate. Pues los protagonistas de esta historia me recordaron mucho a ellos.

Si quitamos un poco el lado macabro, tienen varias cosas en común.

Brenda sufre horribles pesadillas que no solo la alteran psicológicamente, sino que también, de manera inexplicable, le dejan marcas físicas. Todo esto la tiene aterrada y más aún cuando en esos sueños aparece Travis, un chico que no quiere estar solo. Pronto descubrirá que Travis está ligado a un horrible suceso que tuvo lugar en la casa y entender eso hará que no le importe tanto hablar con él. Y tanto hablar hace que su conexión sea más fuerte...

No es un mal relato, entretiene y la pequeña investigación sobre lo sucedido a Travis es interesante, pero por su brevedad me fui imposible llegar a conectar con los dos protagonistas. Ni siquiera llegué a entender cómo Travis pasó de ser un fantasma medio psicópata a ser un pobre alma errante. Tal vez no soy bondadosa, pero a mí un fantasma se dedica a provocarme hematomas en sueños y luego me puede contar lo que sea que no pienso suspirar por él.

Además, cuando Brenda acepta hacerle un favor a Travis, me hubiera encantado que se desarrollara más una conversación de ella con otro personaje, ya que hubiera podido ser muy emotiva y salvar un poco la historia.

4. "RELATOS DE FICCIÓN" DE GABRIELLE ZEVIN (46 páginas)

Reconozco que la autora logró sorprenderme y me tuve que tragar todas las críticas que iba a soltar contra este relato. Si en el anterior relato les vi cierto parecido a los protagonistas con Violet y Tate, en éste veía varias similitudes con Bella y Edward. Pero solo al inicio, luego todo cambia. Paige, la protagonista, conoce a un chico misterioso llamado Aaron que parece no socializar mucho con los demás, da la impresión de que es capaz de leer la mente, tiene 17 años, dice haber ido a muchos institutos... en serio, con esto que os cuento, ¿qué pensáis que es Aaron?.

¡¡Pues no deis nada por sentado!! Me impresionó mucho lo que se desvela al final, considero que no está del todo fundamentado, pero me gustó el giro de los acontecimientos. Dudo que mucha gente se lo vea venir.

La relación de Paige y Aaron es curiosa, ella es un poquito irritante a veces, pero la entendía porque la actitud de él era un poco egoísta y había cosas raras (que luego entendí). Es interesante cómo ella se aferra tanto a él y la forma en que reacciona cuando todo se tambalea...


No os puedo decir más, pero éste fue uno de los dos relatos por los que valió la pena leer el libro.

5. "AMOR SIN LÍMITES" DE MELISSA MARR (52 páginas)

De las 5 parejas protagonistas, la de este relato es mi favorita. Lo peor es el principio, porque es un poco confuso y a mí por lo menos me costó pillar lo que estaba pasando.

Alana ha ido a una fiesta cerca de la playa y allí coge la piel de Murrin, un miembro de los selchies, que son criaturas medio humanas medio seres marinos. Coger esa piel implica que el selchie querrá casarse y estar con ella, así que Murrin abandona su vida en el mar para estar junto a Alana. Esto la cabrea, ella no está interesada en relaciones sentimentales y estar ligada a un desconocido no es el sueño de su vida, así que se enfada aún más al  descubrir que no es fácil alejarlo.

Aunque no es fácil, sentimientos inesperados se van despertando en Alana, pero comienza a temer que nada sea real y la posibilidad de perder a Murrin le causa sentimientos contradictorios. 

Si fuera más larga, ésta sería una gran historia de amor.

Es original, sus protagonistas se enfrentan a una situación inusual y ciertas decisiones que deben tomar requieren de una gran madurez. Pero está todo muy resumido y no se aprovecha el gran potencial que hay. Aún así, me creí el romance y eso es un logro teniendo en cuenta lo frustrada que estaba por culpa de los relatos anteriores.

Si queréis desconectar de lecturas densas, este libro podría ser adecuado, pero quedáis advertidos de que no encontraréis historias de amor memorables.

Valoración del libro: 6/10 "Compuesto por 5 relatos, "Amor en el infierno" ofrece una historias que parecen tener potencial, pero algunas acaban resultando absurdas. Lo bueno es que todas se leen fácilmente y 2 de ellas incluso podrían haber llegado a ser maravillosas si hubieran estado más desarrolladas. Para entretener no está mal, pero no lo leáis pensando que será el libro del año".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 17 de abril de 2018

Los caminos del recuerdo, Robert James Waller

TÍTULO: LOS CAMINOS DEL RECUERDO
(Regreso a Los puentes de Madison County)
TÍTULO ORIGINAL: A THOUSAND COUNTRY ROADS
AUTOR: ROBERT JAMES WALLER



Desde la publicación de Los puentes de Madison County, Robert James Waller comenzó a recibir una profusa cantidad de cartas de lectores interesados por saber más sobre el destino de Robert Kincaid y Francesca Johnson. 

¿Qué sucedió con ambos tras aquel breve encuentro en el verano del sesenta y cinco? 

Para el escritor, y tras largos años de reflexiones, había llegado finalmente el momento de contar el resto de la historia de estos dos seres unidos en la insoslayable distancia.






OPINIÓN PERSONAL

Hay segundas partes que son innecesarias y creo que ésta es una de ellas. En todo caso, debo aclarar que este libro no es exactamente una continuación de "Los puentes de Madison" (reseña aquí), sino que más bien es un complemento.

Para explicarme mejor, inevitablemente tendré que dar spoilers de "Los puentes de Madison", así que si no habéis leído ese libro o visto su adaptación cinematográfica, os advierto que en esta entrada voy a mencionar detalles importantes de la historia.

En "Los puentes de Madison" se expuso al completo el fugaz romance que vivieron Francesca y Robert: vimos cómo él aparecía de improviso en su vida, cómo se enamoraron en pocos días y cómo tuvieron que separarse rápidamente porque Francesca no se veía capaz de abandonar a su marido y a sus hijos. Aunque no estuvieron mucho tiempo juntos, quedaba claro que el amor que habían sentido les dejó una huella imborrable y que no pudieron olvidarse el uno al otro. Al final se supo que ambos habían muerto sin volver a verse y que sus cenizas fueron esparcidas en el mismo sitio.

Pues bien, esta novela se centra en contarnos una pequeña parte de lo que sucedió desde que se separaron hasta que murieron.

Al principio hay una nota del autor explicando sus motivos para escribir esta obra, y la verdad es que las razones expuestas me parecieron convincentes. Además, reconozco que me interesaba conocer con más detalle a Robert y a Francesca, ya que en "Los puentes de Madison" no se profundizó demasiado en ellos.

Tras esa nota, da comienzo lo que es la historia en sí y me sorprendió ver que se situaba 16 años después del romance de Robert y Francesca.

Yo creía que iba a narrar los momentos inmediatamente posteriores a la separación y la manera en que ambos tuvieron que afrontar los primeros días o años de distanciamiento, pero no, lo que se cuenta es lo que sucede en los meses previos a la muerte de Robert.

En "Los puentes de Madison" a Francesca se le comunica en enero de 1982 que Robert murió, y "Los caminos del recuerdo" comienza en noviembre de 1981, así que con esto podéis comprobar que el libro abarca un periodo de tiempo muy corto.

Os puedo asegurar que esto no me hubiera importado si no fuera porque, en verdad, lo de Francesca y Robert está en un segundo plano.

Hay partes centradas en Francesca, pero calculo que apenas suponen un 10-20% de la novela. Lo más importante parece ser conocer el pasado de Robert y analizar un secreto que ni él conocía.

Robert piensa en Francesca y en lo que podría haber sido, pero de un modo algo frío. Aunque su relación tuvo una parte física importante, considero que también tuvieron una conexión emocional, así que me irritó un poco que lo que lo que ambos más recordaran fueran detalles físicos, modos de tocarse, etc. No se expresa nada de una manera vulgar, pero a mí sencillamente no me encajaba y eso provocaba que en ocasiones los protagonistas me parecieran unos completos desconocidos. Que conste que es una percepción mía, tal vez otros lectores estén satisfechos y no tengan queja.

Como dije, Robert es el protagonista principal y saber más de él no está mal, pero no vi la necesidad de contar lo que aquí se cuenta. Robert tuvo un pasado antes de Francesca, algo obvio y totalmente normal, lo mismo que ella tuvo una vida antes de él, pero no comprendo para qué destacar en la sinopsis y en la nota del autor que esto es prácticamente un regalo para los fans de "Los puentes de Madison" y luego contar una historia que casi no tiene relación.

Robert, un romance de su juventud y un hombre llamado Carlisle McMillan son los pilares de esta novela.

Os diría más, pero el libro tiene 233 páginas y adentrarme más en el tema sería un spoiler.

Lo que os puedo decir es que se me aburrí en varias ocasiones. Primero no entendía quién era Carlisle McMillan, cuando ya lo supe, me sentí confusa respecto al propósito de la novela, luego, al tener todo claro, la lectura me resultó un poco más entretenida, pero al acabar, tuve la impresión de que esta historia era prescindible.


El autor escribe de un modo que inspira cierta nostalgia, nostalgia por el pasado, por lo que podría haber sido, por las decisiones que fueron tomadas pensando en lo correcto y no en la felicidad, por los tiempos mejores... Lo malo es la falta de interés que tienen los sucesos que cuenta y lo surrealista que son determinadas situaciones. Lo que sucede en el desenlace es total y absolutamente increíble, yo creo que en la vida hay coincidencias que pueden ser asombrosas, pero lo que pasa es demasiado llamativo y es el colmo de la buena suerte.

Para mí, lo mejor fueron los instantes en los que se describía la añoranza que tanto Robert como Francesca sentían y algunas reflexiones que Robert hizo sobre el pasado y sobre el legado que cada persona deja.

De resto, es una novela que considero que no está enfocada del modo que parecía prometer y cuesta engancharse a ella. Nunca llega a convertirse en una lectura memorable, pero al menos es más entretenida a medida que va avanzando.

No me desagrada el estilo de escritura del autor, pero considero que esta historia "vendía" algo que no dio. Aún así, si "Los puentes de Madison" os gustó mucho, no perdéis nada por descubrir vosotros mismos si esta novela os gusta o no, ya que no es muy larga y tampoco es que sea un tostón.

Valoración del libro: 5,5/10 "No os voy a engañar, creo que esta novela deja lo ocurrido en "Los puentes de Madison" en un segundo plano y se centra principalmente en otro suceso relevante de la vida de Robert que ni él conocía. La lectura va siendo más entretenida a medida que avanza, pero no era lo que yo esperaba".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

sábado, 14 de abril de 2018

Bruja oscura, Nora Roberts (Trilogía de los O'Dwyer #1)

TÍTULO: BRUJA OSCURA
TÍTULO ORIGINAL: DARK WITCH
TRILOGÍA DE LOS O´DWYER: 1º PARTE
AUTORA: NORA ROBERTS


Iona Sheehan visita por primera vez Irlanda, tierra de sus antepasados. En Estados Unidos ha dejado a unos padres distantes e indiferentes, sus amigos, su trabajo y el sueño de convertirse en jockey para dar salida profesional a su pasión por los caballos. Pero sobre todo ha dejado a su abuela, la persona que le ha contado tantas historias sobre sus antepasados, una saga de hechiceras que se remonta al siglo XIII, en los años en que vivió la Bruja Oscura.

Iona llega al condado de Mayo acompañada de ilusión, optimismo y el amuleto que le regaló su abuela al despedirse: un caballo de cobre. Allí se instala en un fascinante castillo, se reencuentra con sus primos lejanos, Branna y Connor O'Dwyer, y empieza a trabajar para Boyle McGrath, el atractivo propietario de los establos, quien le cuenta una antigua leyenda según la cual la hija menor de la Bruja Oscura hablaba con los caballos y aprendió a montar antes que a andar...

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

A pesar de lo que me gustan las historias de amor y de que Nora Roberts es una de las autoras de referencia en este género, tengo ciertas reticencias con sus libros porque el primero que leí suyo, "Rosas sin espinas" (reseña aquí),  me decepcionó. Luego leí "Destinos de pasión" (reseña aquí) y me gustó más, así que decidí darle una tercera oportunidad. En 2017, la Revista Mía ofreció en España diversos libros de Nora Roberts a muy buen precio y me animé a coger varios, entre ellos, la Trilogía de los O´Dwyer. Y sí, ya sé que puede sonar raro que sin ser gran fan de la autora quisiera adquirir varias obras suyas, pero las sinopsis me encandilaron y la oferta resultaba irresistible. En todo caso, me alegra poder decir que "Bruja oscura" me ha gustado mucho, así que por una vez y sin que sirva de precedente, mi intuición no se equivocó. 

El comienzo me sorprendió, ya que nos sitúa en el invierno de 1263, concretamente en un bosque en el cual vive Sorcha, la bruja oscura, junto a sus 3 hijos pequeños. Durante las primeras 50 páginas la conocemos a ella y vemos que tiene diversos poderes que sirvan para ayudar a los demás y para protegerse, pues Sorcha vive amenazada por Cabhan, un hechicero/ demonio/ pesado insoportable/ desgraciado que intenta que ella se entregue a él para concebir un hijo que sea el ser más poderoso que el mundo haya visto nunca. Sorcha trata de defenderse, pero Cabhan es muy poderoso y hace algo que le rompe el corazón a Sorcha, motivo por el cual serán sus descendientes los que deberán acabar con Cabhan y su maldad sin fin... No os lo voy a negar, me fascinó esta parte inicial y sentí que se transmitía muy bien la amenaza que se cernía sobre Sorcha y su familia. Además, está muy bien explicado el papel que deberán tener sus descendientes y la unión que éstos tendrán con ciertos animales, animales que serán su apoyo y con los que tendrán una conexión inexplicable para el resto de la gente. 

Tras esta introducción, saltamos al 2013, momento en el cual una chica llama Iona se traslada desde Estados Unidos a Irlanda para conocer a Branna y a Connor, unos primos con los que no ha tenido contacto y que parecen ser claves para comprobar si la leyenda que le ha contado su abuela sobre la Bruja Oscura es cierta. 

Iona me resultó simpática en esos primeros instantes, ya que parece que se siente perdida y que ha decidido arriesgarse y abandonar todo lo que conocía para intentar encontrarle un sentido a su vida. 

La única pega que pongo es que es un poco surrealista el modo en el que se introduce en la vida de Branna y Connor O´Dwyer. Por mucha leyenda, profecía o lo que sea, me costó creerme la facilidad con la que ellos le abrieron las puertas de su vida de par en par. Enseguida le ofrecen vivir con ellos, le buscan un trabajo y son super amigables. ¿Dónde hay que firmar para tener unos primos así?. Aunque haya que enfrentarse a alguien como Cabhan, yo me apunto. 

A lo largo de todo el libro, Iona deberá descubrir qué poderes tiene y si es capaz o no de manejarlos. Al mismo tiempo, se conoce un poco más a Branna y a Connor, pero solo vemos pinceladas de sus vidas, pues ellos serán los protagonistas de las otras dos partes de la trilogía. Y no hay que olvidarse de Cabhan, un villano interesante que a pesar de no salir mucho, logra estar siempre presente por el temor que les inspira a Iona y a los demás. Sabe jugar bien sus cartas y sus apariciones son bastante imprevisibles, algo que se agradece. Relacionado con él hay un personaje, Fin, y podría decirse que acabó siendo mi favorito. Fin parece una cosa, luego es otra, pero está rodeado de cierto misterio que atrapa, aunque él no es el protagonista masculino de este libro, sino que es Boyle. 

Boyle es el jefe de Iona y no es un hombre de muchas palabras (literalmente). Habla lo justo y no le vendría mal no ser tan hosco en ciertos instantes, aunque reconozco que durante casi toda la novela me gustó la atracción tan fuerte que tiene con Iona. Ciertas escenas entre ellos lograron arrancarme un suspiro por la pasión contenida que había en el ambiente. Lo malo, y esto es un fallo de Nora Roberts, es que es absolutamente previsible cómo sucede todo entre ambos y hubiera agradecido alguna sorpresa. A nivel de atracción física, les doy un 10, pero la conexión emocional es bastante mejorable. No vi una gran complicidad ni confianza mutua, lo que es una auténtica pena, pues Boyle no es solo importante en la parte de romance de la novela, sino que también es relevante en la lucha contra Cabhan. Cuando la historia empieza a decaer el final, el carisma de los personajes secundarios es fundamental para intentar sobrellevar mejor el sopor que transmiten Boyle e Iona. 

Como dije, Iona me agradó mucho al principio, pero luego había ciertos detalles que hacían que su personaje no me convenciera del todo. En ocasiones parecía una niña jugando a ser bruja, luego demostraba ser una luchadora, y posteriormente volvía a transmitir una ingenuidad y simpleza que me impedían ver su evolución. No la odié ni llegó a caerme mal, dejémoslo en que me confundía su carácter variable. 

Lo que sí me encantaba era su conexión y su amor por los caballos. Ella les puede comprender de un  modo especial y eso será un punto a su favor en la lucha contra Cabhan. 


El desenlace es la parte más floja, vi apresuradas ciertas acciones y se resume mucho un gran suceso. Claramente, no es un cierre definitivo, pues la historia continúa en "Hechizo en la niebla" y en "Legado mágico". Los leeré en las próximas semanas y añadiré aquí los enlaces a las reseñas.

A pesar de los puntos débiles de "Bruja oscura", os animaría a darle una oportunidad si queréis disfrutar de una historia que mezcla bien acción, romance y magia. En términos generales, me fue muy fácil avanzar en la lectura y todos los personajes me resultaron interesantes, unos más que otros, pero el caso es que no había ninguno que fuera un florero. Además, que todo suceda en Irlanda es otro punto a favor, yo estaba encandilada por cómo se describía el entorno y esa belleza que parecen tener sus parajes naturales. 

Valoración del libro: 7,5/10 "Con un comienzo que logra atrapar de manera inmediata, la historia de la Bruja Oscura y sus descendientes logra generar intriga en casi todo momento. Hay algunos altibajos, pero el interés que suscitan todos los personajes ayuda a que la lectura no llegue a decaer de un modo excesivamente llamativo. Con una buena combinación de misterio, acción y romance, esta primera parte de la trilogía de los O´Dwyer deja con ganas de leer los otros libros".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.